Cómo enseñar a escribir de forma correcta a los niños

Durante la niñez en gran parte de los casos, comienza a desarrollarse la capacidad para escribir. En la actualidad, es posible encontrar distintas técnicas y también existen extensas sesiones que permiten dominar esta habilidad. A fin de cuentas, la capacidad de escribir es un don que permanecerá durante toda la vida.

Una gran cantidad de personas en el pasado, no tuvieron la oportunidad de fortalecer la escritura y la lectura, esta oportunidad les fue negada a causa de su estrato social, por su género o su raza. Pero eso actualmente ha cambiado, ya que todas las personas tienen derecho de aprender a escribir y también a leer.

La mejor forma de enseñar a escribir de manera correcta es comenzar realizando ejercicios simples de escritura. Este tipo de ejercicios, son perfectos para el desarrollo de la habilidad y para que el niño pueda sostener entre los dedos el lápiz.

Actualmente es posible encontrar distintos lápices. En este sentido, lo más recomendable es suministrarle al niño un lápiz que le brinde comodidad. De igual manera, al comienzo puedes posar tu mano como apoyo durante los primeros trazos.

Recomendaciones sobre cómo enseñar a escribir

  • Para enseñar a escribir la edad adecuada se ubica entre los 3 años y 5 años de edad: tener contacto en esta edad con el lenguaje escrito, le permitirá al niño desarrollar más adelante estabilidad naturalmente. Por esta razón, son ampliamente recomendados los lápices y creyones en los niños, para que empiecen a realizar pequeños trazos y ciertas palabras. Por ejemplo, escribir el nombre.
  • Es fundamental enseñar la forma de las letras, su sonido, el espacio entre ellas y el porqué del tamaño; antes de mostrarles las reglas básicas para escribir. Resulta realmente fundamental la enseñanza de las letras, antes de comenzar con lecciones de escrituras exhaustivas.
  • Dejar en rondas de dibujo libre al niño antes de enseñarle a escribir: de esta manera empezará a fortalecer el garabato y a su vez, se logra estimular la mano con los modelos naturales de escritura.
  • A medida que se enseñan las lecciones para escribir, se sugiere comenzar la caligrafía sencilla en el niño. De esta manera, se estimula la destreza al realizar trazos horizontales, verticales o circulares.
  • Colorear los laberintos, colorear respetando la línea, seguir los trazos y unir con puntos es una excelente actividad que sirve de apoyo, al momento de comenzar con las excepciones de escritura. Es una excelente forma de promover el desarrollo motriz fino en el niño.
  • Finalmente, no debes olvidar que ejercer presión sobre el niño es una opción equivocada. Debes tener en cuenta que la habilidad para escribir requiere de algunos años, para aprenderla de manera natural.

Esto lo que quiere decir es que los ritmos de aprendizaje de cada niño son diferentes. Por esta razón, no dejes de tener en cuenta cada una de estas recomendaciones y verás la mejoría en el niño.

Deja un comentario